martes, 8 de septiembre de 2015

Problemas de espalda, escoliosis, hipercifosis e hiperlordosis

 Tras un charla con una clienta en tienda, la cual tiene un chiquillo con hipercifosis, y tras no poder abarcar toda la explicación que me gustaría haberle dado con detalles que considero necesarios para tratar este problema, hoy vamos a hablar de los problemas más generales de columna en lo que a desviaciones se refiere.

 Escoliosis, hipercifosis e hiperlordosis


 Estos problemas suelen venir dados por tres motivos principalmente: 

 1.Mala salud postural, una mala postura reincidente hace que se deformen las curvaturas propias de la columna.
2.Malos hábitos a la hora de cargar con pesos, la descompensación de pesos hace que el cuerpo tenga que regular su punto de equilibrio modificando la curvatura de la espalda.
3.Malformaciones congénitas o degenerativas

Estas tres causas suelen ir acompañadas de una pérdida de tensión que puede estar asociada a una pérda de masa muscular, lo cual hace que la columna no tenga la sujeción necesaria para soportar las tensiones aplicadas deformando sus curvaturas naturales.

Escoliosis


Es una desviación de la columna en el plano frontal, realizándose a izquierda o derecha, la principal causa de esta desviación suele ser una diferencia en la longitud de las extremidades inferiores, generalmente localizada en el fémur, lo cual hace que el cuerpo rectifique el punto de equilibrio realizando una curvatura lateral de la columna. Es la desviación más común y la más fácil de corregir, sumando una plantilla en la extremidad más corta se regula hasta un punto menos problemático.



La forma más fácil y fiable para conocer si tenemos diferencia de longitud en las piernas, es estando sentados de forma que el fémur haga un ángulo de 90 grados con relación a la tíbia, la espalda permanezca en apoyo total en el respaldo, desde la zona más baja (glúteo), los pies deberán de estar juntos exactamente al mismo nivel la punta del pié como el talón. En esta posición se puede observar si hay alguna diferencia de longitud en las mencionadas extremidades inferiores, si es muy pequeña (inferior a 1cm) no hará falta plantilla, si es mayor es muy recomendable el uso de la misma.

Hipercifosis

Es una sobrepronunciación de la columna en su curva dorsal, produciendo lo conocido como chepa, normalmente suele estar producida por descuidar la salud postural asociada a una pérdida de tensión y masa muscular en la espalda, aunque también puede darse por malformación congénita y/o degenerativa.



Si es detectada a tiempo puede rectificarse, siempre que no sea congénita o degenerativa, en estos casos aunque no se pueda rectificar por completo se puede mejorar, evitándole a la persona las molestias y tensiones que suele generar este exceso de curvatura.

Hiperlordosis

Es una sobrepronunciación de la columna en su curva lumbar, esta modificación de la curva se suele dar más frecuentemente en mujeres, dados los hábitos de calzado usados (tacones), ya que la elevación del talón induce a la modificación de la curvatura en la zona lumbar para reubicar el punto de equilibrio del cuerpo. También suele ser habitual encontrarlo en gente con sobrepeso ya que por el mismo peso la zona abdominal induce a una tensión lumbar, provocando una modificación de la curva. Esto unido a una falta de tensión de los músculos abdominales y lumbares dan como resultado la modificación de la curva mencionada.


Esta es quizás la variación de curvatura de la columna a la que menos atención se le suele prestar ya que hasta que no aparecen los dolores lumbares y la ciática (algo bastante habitual) no solemos percatarnos de ello.

Atenciones a prestar 

Ante cualquiera de estas modificaciones de la curvatura natural de la columna se ha de consultar con su responsable médico, o en tal caso con un especialista en fisioterapia (cosa que aconsejo encarecidamente), lo propio sería tomar placas de RadioX para tener una certeza plena del grado de modificación de la curvatura y como está la zona muscularmente, posteriormente con esas placas consultar con el fisioterapeuta, ya que será el que mejor nos sabrá aconsejar sobre la mejor forma de actuar para mejorar el problema.

Existen diversos ejercicios y estiramientos que nos pueden ayudar tanto a fortalecer la zona como a disminuir las molestias y tensiones de las zonas problemáticas, a continuación os detallo algunos generales como específicos según el tipo de curva:

Común a todos los problemas siempre es conveniente reforzar los músculos posturales, que son un unos pequeños músculos que unen las vértebras que son los que principalmente nos darán sensación de bien estar, el ejercicio más completo es la tijera tumbado con ligeros movimientos de elevación de las extremidades alternativamente, brazo izquierdo-pierna derecha y brazo derecho - pierna izquierda, la cabeza deberá de estar mirando al suelo para evitar tensiones en la zona cervical.

También se ha de reforzar la zona abdominal, es suficiente si efectuamos encogimientos abdominales tumbados en el suelo y elevando ligeramente la zona media alta del tronco sin despegar la zona lumbar del suelo, los podemos hacer con las piernas en alto, sobre alguna superficie o dobladas, la mirada ha de estar siempre hacia el techo, o las manos preferiblemente tras la nuca para evitar la tensión cervical, pero estarán sin tensión, la tensión ser hará única y exclusivamente con el abdomen.


Estos son los dos ejercicios más recomendables para todos los casos, ahora vamos con algo más concreto.

Hipercifosis: dada la curvatura deberemos centrarnos en fortalecer la zona interna de la espalda (trapecio, rombiodes, rotadores del hombro...) ejercicios más indicados son los remos.


Otro ejercicio que puede ser muy beneficioso sería el Pull-over


Este ejercicio deberá ser progresivo, y deberá ir según sensaciones, ya que el recorrido completo al principo puede ser molesto, aquí tocaremos los rotadores del hombro, y estamos estirando diversos músculos.

Hiperlordosis

Igual que anteriormente recomendaba dos ejercicios, en este caso desaconsejo por entero ambos, para la hiperlordosis nos tenemos que centrar en su antagonista, en el abdominal, ya que es el que tirará delos músculos de la espalda para equilibrarla y rectificar esta curvatura.


Para todas las posibles molestias, no me cansaré nunca de decir, que es necesario y obligado realizar estiramientos, estirar, estirar y estirar, sólo así estaremos potenciando nuestra salud postural y general.





Espero que os haya gustado el post, en Youtube tenéis muchos vídeos con consejos y ejercicios bien explicados para estos problemas.

Gracias por leer este Blog

Un saludo. Jun



No hay comentarios:

Publicar un comentario