domingo, 19 de abril de 2015

VI Ruta de las fortalezas (1ª participación)

 Ruta de las fortalezas o como llegar a meta se convierte en algo más que una cuestión de orgullo, se convierte en una cuestión de lucha contra tu cuerpo y tu cabeza



6:50 Llegada a Cartagena, preparo la mochila, todo en orden, comenzamos a caminar suavemente para ir entrando en calor y a pensar en la estrategia, metemos termogénico y preentrenamiento (volvería a meter cada 3 horas 2 veces más) para ir activando la lipólisis para ir generando energía que usaremos más tarde.

7:10 Los voluntarios comienzan a preparar la línea de salida, ya van aflorando las primeras emociones, pero calma que hay que estar sereno, sigo en movimiento suave, estiramientos suaves, un poquito de movilidad articular..




7:15 Se abre el sellado de Salida, pues sellamos y nos metemos en zona de salida, continuamos con el calentamiento suave, y ya empiezan a entrar un poco de nervios.

7:45 Ya se va llenando esto de gente, me encuentros con varios amigos, mezcla entre alegría y nerviosismo.

8:00 Himno e izada de bandera, y nos preparamos para salir, ya hay nervios y muchos deseos de empezar.

8:05 Arrancamos, de tranqui pero a ritmo, hay mucha mucha gente.

 Las sensaciones son muy buenas, voy ligero y el cuerpo responde mejor que bien, estamos en tramo de asfalto como la gran mayoría del recorrido, Km 4 empezamos a ascender al Calvario, cosa suave se lleva muy bien, paso olímpicamente de refrigerio llevo el cuerpo como un reloj, la bajada a trote muy suelto y sin esfuerzo, primera alegría.



 Segundo punto de subida Km 9 Castillo de San Julián, hay algunos atranques dada la cantidad de gente, pero subo genial, y la bajada igual, aquí también paso de punto de avituallamiento, llevo de todo en la mochila y el cuerpo sigue ligero y respondiendo perfectamente.


 Un poco de llaneo, pasamos por Cala Cortina Km 14,5, ya empiezo a ver gente con algunos problemas a la que voy intentando asistir, paso por Castillo de la Concepción Km 20, el cuerpo sigue perfecto, trote a ratos y me responde como nunca.


 Empezamos a subir Batería Fajardo, no es gran cosa y lleva bien Km 26 y vamos en marcha y con buen tiempo, llegamos al Castillo Galeras Km 30 ya en la cumbre, acuso ya un poco de cansancio pero se va llevando muy muy bien, tengo una conversación con un veterano de la prueba que me dice que queda lo peor y más duro, hago caso y bajo el ritmo, vamos a ver con que nos topamos.


 Km 37,5 Ascensión Castilo Atalaya, virgen santa...subida con una pendiente inclinadísima, mucho desnivel en muy poco tramo y todo sierra, apenas se aprecian sendas, arrancamos y empiezo a notar una pájara, es cuando me doy cuenta, mierda, no he traído fuentes de glucosa, la rodilla de los tornillos se me comienza a bloquear por lo duro de la subida, los pies ya van resentidos, los gemelos y sobretodo los tibiales claman por descanso, subo como buenamente puedo, y ya en la cima tomo una barrita para ir metiendo algo con glucosa, me cambio los calcetines, la pájara y el bloqueo persiste, tiro de espaladrapo y réflex que ya he usado con otros competidores, parece que la cosa mejora ligéramente, la cabeza comienza a jugar papel crucial, se empiezan a torcer las cosas y de que manera !!!, tras una bajada muy jodida llegamos a punto médico, voy con pájara pero aguanto, me asisten para mejorar el bloqueo de la rodilla, a los 100 metros comienzo a salivar... mierda la barrita me ha cortado la digestión, de inmediato tumbado al suelo con la cabeza girada, sé que va a venir ahora... algunos corredores me asisten y llegan asistencias sanitarias, justo cuando ya he descargado el problema, me empiezo a encontrar otra vez en condiciones de seguir aunque la cabeza ya dice que no, con una botella de 1,5 de isotónico para ir reponiendo tiramos adelante.

 Los siguientes 5 kms se hacen insufribles, pero cuando te encuentras grupos de niños de no más de 8 años gritándote sin descanso "ánimo!!, animo!!..." es indescriptible, tienes que seguir, ando más por inercia de decir, me quedan 12, VAMOSS !! No te pares ahora, empezamos a subir la Batería del Roldan, entramos en terreno conocido. y llegamos al llaneo, me junto con un veterano en esta carrera que va incluso peor que yo (cosa yo pensaba difícil) lo acabo dejando atrás porque no puede más, y llegamos al llano de subida al pico del Roldán, ahí es cuando la cabeza ya me dice "pero a donde vas...", me tumbo un rato allí junto a otros corredores, mirando hacia arriba... y allí tengo que subir? Se me acaba el isotónico apenas me queda un dedo, y sigo con la pájara, que que pájara parece una bandada.



 Tras un rato recuperándome iniciamos la ascensión, si la subida a La Atalaya era jodida, esta es su madre, su padre, o ambos, vamos  poco a poco, cada 5 metros de subida parada, me van pasando varios amigos que me van dando ánimos, cuando más subo, la cabeza me dice que no llegaré, que me vuelva, no hay punto de retorno, HAY QUE SUBIR SÍ O SÍ, me voy topando con varios militares que me van asistiendo y animando, durante la subida voy devolviendo hasta en 4 ocasiones, después de cada vez me quedo bien y puedo subir un poco más, y más, y más, quedan 4 jodidos kms, hay que llegar, casi al final me asiste un bombero, el cual me insta a pasar por el punto médico de la cima.

 Haciendo caso me pasé por el punto médico, me asistió una doctora, me toma el azúcar, me da un vial de glucosa, puedo descansar unos 20 minutos, la cabeza me dice que me quede allí, en la misma tienda de campaña que yo hay una chica absolutamente k.o. tumbada llorando desconsoladamente, la cabeza decía quédate, no sigas, estuve hablando con un militar un bombero, me quedaban 3 malditos kilómetros, pregunté como era la bajada, pedí consejo a la médico y me dió el visto bueno, barritas, una coca-cola y me decidí a hacerlo, ¿Cómo? Ahora ya no era como pueda, era CÓMO SEA. Iba bajando y me encontraba bien, intenté ir dosificando la coca-cola para que me durase hasta casi la Meta,  así fué, me fuí encontrando por el camino con gente que apenas podían andar, pero seguían, y me volvió a venir a la cabeza COMO SEA, y así fue llegué, ya no sabía si me dolían las piernas, el alma, el corte de digestión, las bajadas de azúcar, todo era llegar, por mi, por esa chica que no llegaría, Y LLEGUÉ 11 horas al sol y de lucha, no veía gente veía sólo una línea, pffff... fué un quitarte de encima 10.000 kilos, lo había hecho como siempre, de la única manera que podía ser SOLO. Estiramos un poco, tomamos algo rápido, nos montamos en el bus y para cartagena a por el coche.


 Ahí queda otra experiencia que disfruté y sufrí a partes iguales, el cuerpo destrozado, pero la cabeza, la voluntad y la iniciativa más fuertes que nunca, no es por una medalla, es por lo que significa esa medalla, autosuperación al máximo nivel, contra monte, contra tu cuerpo, contra tu cabeza, porque al final sólo queda esa pequeña e ínfima parte que siempre queda NUESTRA INTEGRIDAD y eso es todo lo que somos, con Voluntad la Integridad permanece.

 Objetivo cumplido y ahora a descansar y a reponerse.

 Gracias por leer este Blog

Jun

jueves, 2 de abril de 2015

Operación bikini... o mejor dicho operación Lourdes

 Viendo que ya llega el buen tiempo y que la gente se empieza a quitar capas, es cuando nos damos cuenta de lo que asoma, esos excesos de un día tras otro, y esos caprichos de fin de semana. Es entonces cuando nos recordamos dando vueltas en la cama sin ánimo ni ganas de hacer algo por nosotros y en definitiva por nuestra salud.



 Ahora nos entran las prisas por quedarnos "modelito" o cuerpo chuarchenaguer, el problema principal es que vamos, en el mejor de los casos, 6 meses tarde, en los peores toda una vida. En el primer caso tenemos ocasión de poder maquillar un poco, cara a la galería, y poder aparentar un estado cuidado de salud, en el segundo, mejor dedicarnos a empezar a cuidarnos y el año que viene Dios dirá.

 En estos días se valora en demasía la cuestión física, dado el dinero que se invierte en campañas de marketing queriendo vender la ilusión de que este o aquel producto nos harán mejorar sin molestarnos en hacer nada más. De todos modos no vamos a negar la evidencia de que en cualquier contacto personal el contacto visual es lo primero, aunque luego primen otras cuestiones, pero negar la evidencia sería absurdo.


 La televisión, las revistas, y los comercios en general, buscan la oportunidad para poder vendernos ese remedio milagroso que subliminalmente nos está diciendo que conseguiremos el aspecto de la persona que lo anuncia. Ya adelanto que el mejor de los casos el resultado será poco menos que nulo, y en el peor estaremos poniendo en riesgo lo que nos reste de salud. Hay productos que van muy bien asociados a su dieta, y su ejercicio físico, y al principal de los ingredientes y nunca me cansaré de decirlo.. PACIENCIA, éste es el ingrediente mágico que todo el mundo le falta, ya que en este mundo priman las prisas y en todo ahora y si puede ser ayer mejor. Pues no señores/as cada cosa lleva su tiempo, y lo que rápido viene rápido se va, no es sino con constancia y haciendo las cosas bien cuando obtenemos resultados que perduran.

 Se tiende a perder el sentido común (que el menor común de los sentidos) y a seguir los sensacionalismos de guías que nos ofrecen que haciendo tal dieta o tal otra, conseguiremos resultados poco menos que milagros. Este tipo de dietas tienden a desbalancear el equilibrio nutricional del cuerpo, produciendo a corto plazo problemas no deseados y rebotes, produciendo el efecto contrario al deseado. No es sino con un estudio adecuado de la persona cuando estamos en disposición de obtener un resultado adecuado y sobre seguro.



 Las sesiones obsesivas de deporte no llevan nada más que al agotamiento físico y mental, el deporte se ha realizar de manera progresiva, aquí ya está todo inventado, y las nuevas tendencias no son nada más que marketing, queriendo revender una idea ya inventada con alguna pequeña variación. Una cosa importante, por matarte a hacer abdominales NO vas a verlos sin quitar antes lo que entre la piel y el músculo abdominal. Hay que probar diferentes aspectos deportivos para ver donde encajamos mejor según nuestros gustos y aptitudes.

 Dentro de la nutrición podríamos hacer referencia al timo de los productos light, que tantas ventas suman en estos meses, que tan sólo son modificaciones desde el punto de vista del marketing, ya que desde hace años de demoniza a las grasas en favor de los carbohidratos, siendo algunos tipos de éstos últimos más dañinos para las persona que las grasas, hay muchas enfermedades asociadas al consumo de grasas que en realidad están producidas por el exceso en el consumo de carbohidratos simples. Volviendo al tema de los productos Light, diremos que si os paráis a mirar un poco las propiedades igual os sorprenderéis, tanto sólo os adelante que el pollo NO lleva carbohidrato alguno, sin embargo el fiambre de pollo sí, ¿cómo es esto posible? Porque se le añade un compuesto (con diversos químicos y diversas procedencias) para realizar el aglomerado del producto. Así en diversos productos dietéticos como galletas y otras, han sustituido grasas naturales y azúcares, por otros productos químicos para mantener un sabor dulce y agradable. Existen muchos edulcorantes artificiales que están bajo sospecha por estar ligados a algunas malfunciones del organismo, pero claro, de esto no se habla ni se hablará, no le interesa a la mafia alimentaria.


 To sum it up, haced las cosas con cabeza, no os fiéis ni de la tele, ni de las revistas, ni de los bonitos carteles de las tiendas, todo trabajo conlleva su recompensa, y en nuestro caso se llama SALUD, ningún cuerpo es más bello que el que tiene salud, ya que todo lo que está por dentro acaba saliendo, preocúpate más por tu salud y menos por el aparentar, el verano llega todos los años, si la salud se va... rara vez vuelve. Está bien dedicarnos a mejorar el cuerpo, pero que sea por nosotros, NO por los demás ni por las modas, pero siempre manteniendo la mente en el lugar que le corresponde.

 Gracias por leer este Blog

Jun